Nuestros Servicios

 

Obturaciones de resina

Es la reparación de un diente afectado por caries, devolviéndolo a su forma normal. Primero se limpia la zona afectada y luego se rellena la cavidad con resina. Con esta obturación estamos además cerrando espacios por donde las bacterias podrían filtrarse, asegurándonos que nunca más se vaya a contaminar esta área. Utilizamos el mejor material que es la resina, ya que son restauraciones del mismo color del diente.

 

Incrustaciones de porcelana

Es la restauración de un diente que tiene una caries de leve a moderada. También se utiliza para restaurar los dientes que están fracturados con un daño no tan grave como para requerir una corona. Para realizar este tipo de restauraciones usamos la técnica indirecta, es decir, tomamos una impresión del diente preparado, y luego en laboratorio realizamos la incrustación de porcelana fundida al vacio, o usando la técnica Empress.

 

Prótesis parciales y totales

Las prótesis son dentaduras con dientes artificiales que usamos cuando se han perdido varias o todas las piezas dentales. Estas prótesis pueden ser parciales, cuando aún quedan algunos dientes y las retenemos con ganchos, o totales cuando ya no hay dientes. Estas dos prótesis son removibles. El paciente deberá retirarlas para el aseo diario. Con el advenimiento de los implantes, este tipo de prótesis ahora se consideran obsoletas. No hay motivos para que un paciente tenga una prótesis removible.

 

Profilaxis

Es la limpieza de los dientes. Este procedimiento se realiza con ultrasonido y es prácticamente indoloro. Al terminar la sesión se aplica un baño de flúor. Esta es la oportunidad donde la higienista puede detectar cualquier anomalía a tiempo. Por eso la recomendación de que debería realizarse cada 6 meses. Los pacientes que se someten a este procedimiento son anotados en una base de datos para recordarles cada que ya les toca su profilaxis.

 

Fisioterapia

La fisioterapia es la instrucción que le damos al paciente de cómo nosotros queremos que haga su higiene en casa. Se ensena el correcto uso del cepillo dental, asi como del hilo dental. El paciente luego de esta sesión debería estar en condiciones de hacer un mantenimiento prácticamente "perfecto".

 

Placas de mordida

Hay muchos pacientes que tienen el habito de apretar o rechinar los dientes generalmente durante la noche. El resultado de esto (bruxismo) son dolores musculares (cabeza, cuello, hombros, inclusive hasta la mitad del brazo), dolores de articulación, ruidos y dificultad para abrir. Los dientes se desgastan de una forma agresiva. Al colocar la placa de mordida se produce una neuromiorelajacion del sistema, y el paciente siente inmediatamente la diferencia, disminuyendo sus síntomas, y en ciertos casos, desapareciendo. Es importante señalar que la placa de mordida es una terapia y no un tratamiento. Una vez relajados los músculos y eliminando la sintomatología, se puede hacer un análisis de la oclusión para ubicar que diente(s) son los que están causando el problema. A veces con solo un pequeño desgaste solucionamos el problema. De todas formas, un paciente al que le hemos notado signos de bruxismo, le recomendamos que duerman todas las noches con la placa de mordida. Hay personas que no pueden dormir sin ella.

 

video Blanqueamiento Zoom

El blanqueamiento lo hacemos en el consultorio con la lámpara zoom de última generación, que de acuerdo a los estudios es la más eficiente. Aplicamos un gel peróxido de hidrogeno, generalmente en una concentración de 16%. Hacemos de 1 a 2 sesiones dependiendo de lo manchado que estén los dientes. Luego recomendamos al paciente a usar unas cubetas fabricadas en el consultorio, donde aplicar un gel de peróxido de hidrogeno al 16%, y dormir con ellas entre 3 y 10 noches, nuevamente, dependiendo del caso. Es importante puntualizar que el blanqueamiento no es una pintura. Es un desmanche de los dientes, y dependiendo de los hábitos del paciente (fumar, vino, coca cola, chocolate, sacos con colorantes), el resultado va a ser más dramático. El blanqueamiento no daña los dientes, su única restricción es para mujeres embarazas y jóvenes menores de 15 años.

 

Coronas y puentes.

Prótesis que se colocan de manera fija. Una corona se utiliza cuando el daño del diente es completo y la prótesis pasa a reemplazarlo de manera permanente y además mejora la alineación y estructura de la sonrisa. Se recomienda utilizar corona cuando hay que reemplazar obturaciones de gran tamaño porque ya no queda suficiente diente, para evitar que un diente debilitado se fracture, reparar un diente ya fracturado, colocar un puente, cubrir un implante, cubrir un diente descolorido o deformado y cubrir un diente que ha sido sometido a un tratamiento de conducto radicular. Cuando hacen falta más de un diente, es recomendable la utilización de un puente ya que los espacios libres entre los dientes que faltan hacen que, con el tiempo, los dientes restantes roten o se desplacen hacia los espacios vacíos, lo cual provoca problemas en la mordida. Y más allá de la estética, el desequilibrio causado por los dientes faltantes también puede producir enfermedades de las encías y trastornos de la articulación temporomandibular (ATM).

 

Carillas de Porcelana

Las carillas son finas láminas de porcelana que se colocan en toda la superficie de los dientes dándole una apariencia estéticamente perfecta al sonreír. Sus principales ventajas son su poder de adhesión, resistencia a la abrasión y gran satisfacción estética. Una vez cementadas, el paciente puede comer con normalidad. Muchas personalidades de la vida pública y medios de comunicación hacen uso de esta técnica para conseguir una sonrisa atractiva.

 

Endodoncia

También conocido como tratamiento de conducto. Cuando la pulpa de un diente está infectada o dañada, esta se extrae y luego se limpia y rellena. Este procedimiento se sella con conos de gutapercha lo que permite salvar el diente. Las tres razones principales de daños en la pulpa son por un golpe que llega a la raíz, diente fracturado o caries profunda.

 

Extracciones

Como existen varias alternativas antes de extraer un diente, esta es la última opción y se lo realiza cuando ya la endodoncia no puede salvar el diente porque el daño está muy avanzado, o porque la pérdida ósea por problemas periodontales así lo indicaren. Con el advenimiento de los implantes, podemos inmediatamente después de la extracción, proceder a la colocación del mismo.

 

Restauraciones sobre implantes

Los implantes son hoy en día un recurso para evitar puentes fijos o removibles, así como prótesis totales. Lo podríamos definir como una raíz de titanio, que como sabemos es completamente incompatible. Trabajamos con los principales implantologos del medio, los mismos que se encargan de la colocación de los mismos. Una vez osteointegrados, en el consultorio procedemos con la restauración (coronas) de los mismos. El éxito de este tipo de trabajos hoy en día supera el 95%.